Más información sobre la Luz pulsada intensa

Luz pulsada intensa (IPL) /Lesiones vasculares

Es una luz producida por una lámpara de xenón, que se emite en pulsos de alta intensidad. A diferencia del láser, ésta luz se emite en diversas longitudes de onda comprendidas entre los 500 nm y 1200 nm. , de allí la gran versatilidad en cuanto a su uso en los diferentes tratamientos: Fotodepilación, lesiones vasculares y lesiones pigmentadas. Estos dispositivos de luz cada vez se renuevan y se modifican para mejora en los resultados, incorporando cabezales de cristal para concentrar la emisión lumínica, haciéndola más uniforme, lo que afecta en la eficacia y reduce los efectos secundarios que pudieran producirse. Además acoplan sistemas de refrigeración para conseguir reducir aún más la temperatura generada en la epidermis y con ello menos sensación de dolor, rojez e hinchazón.

Cuando la luz intensa incide sobre la piel en el caso del IPL se producirá siempre un efecto térmico y fotobioquimico.

En las lesiones vasculares como en las telangiectasias de las piernas (arañas vasculares), sobre todo aquellas finas y rojas, son de mucha utilidad los IPL. Igualmente aquellas que encontramos en el contorno facial.

Las lesiones vasculares tratables mediante IPL son múltiples y debido a la posibilidad de variación de la longitud de onda, filtros de corte, duración e intensidad de la energía y su forma de liberación, el numero de lesiones vasculares susceptibles de tratamiento es superior que con cualquier otro láser de forma individual.

Podemos tratar: Nevus flammeus, hemangiomas, telangiectasias faciales, eritema y telangiectasias de la rosácea, granulomas piógenos, lagos venosos, angioma serpiginoso, angioqueratomas y angiofibromas, telangiectasias y varículas de piernas.

Ciertamente que como todo tipo de tratamiento de éste tipo así como con los láseres, no están exentos de complicaciones, aunque con los IPL, son mínimas; por lo que puede ser considerado una alternativa eficaz en el tratamiento de lesiones vasculares benignas congénitas o adquiridas. Con los IPL, los efectos secundarios son mínimos, permitiendo realizar vida normal al paciente. Por otro lado requiere menor número de sesiones de tratamiento que el láser de colorante pulsado, no generando la púrpura secundaria que produce éste.

En conclusión, con los aparatos de IPL, se han logrado adelantos importantes en el tratamiento de las lesiones vasculares, sobre todo de aquellas superficiales.

Debido a su gran versatilidad y las múltiples variables de que disponen estos equipos, es de importancia fundamental, la presencia de personal calificado, especializado y con experiencia.

Fundamentos del sistema de luz pulsada intensa

Los efectos de los sistemas IPL se basa en la teoría de la foto termólisis selectiva.

A diferencia del láser de Q-Switched, El IPL capta un haz policromático, esta característica, amplía las posibilidades de tratamiento, pudiendo ser útil en el tratamiento de LESIONES PIGMENTARIAS benignas de 0,1 a 6 mm de profundidad y de diversos colores; siendo las indicaciones más frecuentes: melasma, lentigos solares, efélides, mancha café con leche, nevos melanocíticos y poiquilodermias. Habitualmente se requieren de 2 a 4 sesiones, dependiendo de la profundidad de la lesión a tratar, ya sea superficial o profunda.

El uso de los IPL en fotorejuvenecimiento, se ha convertido en el “gold standard” de los métodos de rejuvenecimiento global, gracias a que emite longitudes de onda comprendidas entre 515-1200 nm; utilizándose por ello en otro tipo de lesiones como fotodepilación, lesiones vasculares y pigmentadas. Insistimos en la actitud actual del concepto de tratamiento global del fotoenvejecimiento, mediante el cual se tratan todas aquellas lesiones cutáneas propias del fotoenvejecimiento incluyendo la textura cutánea y las finas arrugas superficiales; constituyéndose en una de las técnicas más utilizadas en el campo de la medicina estética. Dentro de las ventajas del IPL en general hay que recalcar que éste tratamiento NO requiere de recuperación ya que es un tratamiento no ablativo; indicado para pacientes de cualquier edad pudiendo repetirse y combinarse con otros tratamientos como botox, plasma rico en plaquetas y rellenos faciales como ácido hialurónico. La única limitación son aquellas arrugas de expresión profundas que requieren otro tipo de tratamientos más invasivos.

Por lo general se recomiendan varias sesiones entre 3 a 6, separadas por periodos promedio de 3-4 semanas; por lo que aconsejable es el tratamiento en varias sesiones para mejoría progresiva, evitando de ésta manera los posibles efectos adversos.

Si necesitas acudir a una consulta con nuestro especialista en medicina estética, para que te asesore en los tratamientos corporales como es la luz pulsada intensa (IPL) puedes ponerte en contacto con nosotros o acercarte a la Clínica Askabide, para pedir cita y ayudarte lo antes posible. Llevamos más de 30 años ayudando a nuestros pacientes.

Más información sobre la Luz pulsada intensa
Clínica Askabide
Guipúzcoa España
© 2014 ASKABIDE.COM - Todos los derechos reservados | Desarrollo, diseño y SEO por: