Más información sobre la Vacumterapia

Vacumterapia

La vacumterapia es un procedimiento no invasivo, mecánico mediante aparatología que permite succionar la piel y los tejidos que se encuentran debajo de la piel, de manera tal que realiza una situación de masaje de presión negativa, empujando los tejidos y la piel desde el interior al exterior.

Esta técnica se suele utilizar como una alternativa para eliminar la grasa localizada del cualquier parte del cuerpo y como complemento de la técnica de cavitación con los mismos fines.

¿Cómo actúan los aparatos de vacumterapia?

Básicamente se reconocen dos mecanismos:

  • Un mecanismo de aspiración modulable que hace que se forme un pliegue cutáneo, produciendo de ésta manera un estiramiento de las fibras conectivas debajo de la piel.
  • Un segundo mecanismo de “enrollamiento - desenrollamiento”, gracias a los rodillos que posee la máquina, para permitir el desplazamiento del pliegue cutáneo sin producir fricción, es decir sin producir trauma alguno, de allí su carácter no invasivo.

¿Qué efectos se logran con éste tratamiento?

  • Basados en el concepto de terapia subdérmica no invasiva, se logra un efecto de calor local, vasodilatación y drenaje linfático.
  • Al producir vasodilatación se logra incrementar la circulación 4-5 veces más en la zona tratada, demostrado mediante eco-doppler.

Por otro lado, igualmente se ha comprobado que produce estimulación de la producción de colágeno y reestructuración de la dermis, requiriendo para ello por lo menos 10 sesiones.

Por su efecto “anti fibrosis” es de mucha utilidad en aquellas áreas de celulitis fibrosas, demostrado igualmente ecografía.

El efecto lipolítico (reducción de grasa), se ha confirmado mediante microdiálisis en mujeres con celulitis, tras por lo menos 10 sesiones de tratamiento.

Una consideración a tener presente es que cuanta más sesiones, mejores resultados, requiriendo además sesiones posteriores de mantenimiento. La microcirculación y el aspecto grumoso de la superficie cutánea mejora ostensiblemente.

¿Qué efectos fisiológicos se consiguen con la técnica de vacumterapia?

  • Mejora y mantiene la elasticidad y tersura de la piel.
  • Permeabiliza los poros y los folículos pilosebáceos, dejando la piel más tensa y suave.
  • Descongestiona zonas endurecidas, dolorosas y muy sensibles típicas de la celulitis fibrosada.
  • Se describe aumento del número de fibroblastos y del colágeno.
  • Mejora ostensiblemente el drenaje linfático, como parte del tratamiento anticelulítico.
  • Se podría considerar como método antiaging, al movilizar y descongestionar los tejidos. Produce una especie de “engrosamiento” de la epidermis y unión dermo-epidérmica.
  • Produce un efecto de vasodilatación, facilitando la mejor oxigenación y asimismo la remoción de de toxina y con ello mejorado el trofismo celular.
  • Previene la formación de tejido fibrótico en cicatrices.
  • Mejora la capacidad de respuesta lipolítica, en el tratamiento del tejido graso localizado.
  • En pacientes programados para lipoescultura (liposucción), ayuda y “prepara” al tejido graso para su extracción más fácil.
  • En el post operatorio de lipoescultura, importante indicar que ayuda a reabsorber el edema y los hematomas. Es decir reduce el tiempo de inflamación y en último término a los resultados deseados.

¿Cuándo se indica o a quienes está indicado esta técnica?

  • Tratamientos anticelulítico, al actuar sobre la hipertrofia de las células grasas, la fibrosis y la éstasis venolinfática.
  • En caso de obesidad y sobre todo en aquellos con cúmulos de grasa localizada.
  • En personas, que tras la secuela del embarazo y el parto, requieren mejorar la figura; para ello se utiliza igualmente la radiofrecuencia y la electroestimulación.
  • Para reafirmar los glúteos, igualmente junto a radiofrecuencia y electroestimulación.
  • Drenaje linfático, como se ha mencionado líneas arriba.
  • Como complemento de la liposucción.
  • Otros: tratamiento de relajación muscular y anti estrés.
  • Cuando se requiera mejora la calidad de la piel, al tonificar y restaurar la elasticidad de éste.
  • En las cicatrices, por su efecto “antifibrótico”.

¿Cuándo se contraindica este procedimiento?

  • En presencia de varices y fragilidad capilar.
  • Episodios agudos de tromboflebitis.
  • Pacientes con tratamiento anticoagulante.
  • Pacientes con neoplasia activa.
  • Durante el embarazo.
  • Zonas de la piel a tratar con afección activa: infecciones, heridas, eccema.
  • Con cuidado en pacientes con diabetes mellitus.
  • Con cuidado y con presiones bajas, cuando hay que realizar en la región umbilical e inguinal.

Finalmente, recalcar que ésta técnica debiera estar bajo la supervisión médica y el personal que lo realiza debiera estar lo suficientemente calificada, puesto que la obtención de los resultados dependen directamente de ello. Se ha demostrado que la técnica del personal que realiza dicho tratamiento influye más que la presión generada por la máquina.

Si quieres acudir a una consulta con nuestro especialista en medicina estética, para que te asesore en los tratamientos corporales como la Vacumterapia puedes ponerte en contacto con nosotros o acercarte a la Clínica Askabide, para pedir cita y ayudarte lo antes posible. Llevamos más de 30 años ayudando a nuestros pacientes.

Más información sobre la Vacumterapia
Clínica Askabide
Guipúzcoa España
© 2014 ASKABIDE.COM - Todos los derechos reservados | Desarrollo, diseño y SEO por: