Información sobre la Candidiasis

Métodos anticonceptívos

Se trata de esos pelmas y tercos bichitos que campan por nuestra vagina, que primero te molestan, luego te pican y por fin te queman. Son parásitos que viven a tu cuenta. Les gusta apalancarse en nuestras zonas cálidas, oscuras y húmedas. Así que se hospedan en tu vagina y te la ponen roja como un tomate.

Los hongos son la más extendida de las enfermedades de transmisión sexual. Hay distintos tipos de hongos, pero aquí vamos a referirnos a los más frecuentes: las cándidas albicans. Podríamos decir que es una enfermedad de mujeres, aunque tod@s somos portadores de hongos. Pero el varón suele ser generalmente un portador asintomático, Es decir, que no siente nada, ni picor, ni molestia alguna. Por eso somos las mujeres las que lo padecemos y las que acudimos a tratarnos.

La candidiasis vulvovaginal es la segunda causa más común de infección vaginal. Afecta principalmente a mujeres entre 20 y 40 años.

Entre el 50% al 72% de las mujeres han presentado por lo menos un episodio en el transcurso de su vida.

La vulvovaginitis por candidiasis la ocasiona el crecimiento excesivo de un hongo que normalmente está presente en la flora vaginal. Se trata de la levadura Candida Albicans (80-90%), aunque también hay otras levaduras, como la Candida Glabrata y la Candida Tropicalis.

enfermedades-de-transmision-sexual

Podríamos decir que es una enfermedad de mujeres, aunque tod@s somos portadores de hongos. Pero el varón suele ser generalmente un portador asintomático, Es decir, que no siente nada, ni picor, ni molestia alguna. Por eso somos las mujeres las que lo padecemos y las que acudimos a tratarnos.

En realidad, tod@s somos portadores de hongos, sin por ello estar enferm@s. Las cándidas son microorganismos típicamente oportunistas, es decir, que sólo producen reacción y verdadera enfermedad cuando por alguna razón disminuyen nuestras defensas. Los hongos viven preferentemente en nuestras mucosas: boca, ano, vagina y glande del pene.

La transmisión no siempre es por contagio sexual. Puede surgir espontáneamente: debido a una bajada de nuestras defensas, o como consecuencia de una determinada medicación. Pero también se transmite por contacto sexual. Tanto de hombres a mujeres, como de mujeres a hombres. Sin embargo, los varones son generalmente -aunque no siempre- portadores asintomáticos, es decir, que son portadores de los hongos, los cuales transmiten a sus parejas sexuales, pero sin saberlo, puesto que no tienen síntoma alguno.

Factores de riesgo

  • Relaciones sexuales: se relaciona con el contacto oral-genital.
  • Métodos anticonceptivos: se relaciona con dosis elevadas de estrógenos (anticonceptivos orales de primera generación /ACO)
  • Lavado y productos de higiene femenina.
  • Antibióticos.
  • Diabetes.
  • Embarazo.
  • Uso de corticoides.
  • Estrés continúo.
  • Medicamentos inmunosupresores.

Para prevenir cualquier Enfermedad de Transmisión Sexual -así como embarazos no deseados-, la medida más eficaz es la utilización del preservativo. Y desde el comienzo de la relación sexual.

enfermedades-de-transmision-sexual

Síntomas: picor, escozor y quemazón

enfermedades-de-transmision-sexual

La infección por cándida no tiene un carácter externo, sino que obedece a un cambio en las condiciones internas que repercuten en el comportamiento y grado de desarrollo de este organismo ya presente en la propia flora. Es por esta razón que se considera una infección de carácter "oportunista".

El síntoma más típico es el picor. El picor en los labios y entrada de la vagina. Se observa un enrojecimiento de toda la vulva. Acompañado a veces con un flujo abundante, grumoso, lechoso. Si no se pone tratamiento, el picor aumenta, hasta hacerse insoportable, convirtiéndose el escozor inicial en una intensa sensación de quemazón. Te pica, te rascas, te pica más y te vuelves a rascar más aún. Resulta inevitable. Ya tienes los bajos como un tomate. El picor, que empieza en la vagina, se extiende a la uretra, a los labios y al ano. Ahora, el picor se convierte en pinchazos, especialmente cuando la orina, ácida, pasa sobre la piel inflamada.

Los síntomas son:

    - Leucorrea blanca, amarillenta y grumosa.
  • Prurito-picor-escozor intenso.
  • Eritema y tumefacción de la vulva.
  • Disuria.
  • Dolor en el coito.
  • Inflamación y edema de vulva y vagina.
  • Dolor.

Se intensifica la semana previa a la menstruación y disminuye con el inicio del sangrado.

Medidas preventivas

Desde el punto de vista preventivo, cuatro son las medidas que hemos de adoptar ante la creciente proliferación de hongos entre l@s human@s:

  1. En primer lugar ir modificando nuestros hábitos alimenticios, rebajando sensiblemente la excesiva ingestión hipercalórica de carbohidratos, dado que se observa un aumento de casi 70 veces en el consumo de azúcar, auténtico caldo de cultivo para la proliferación de los hongos. Los hongos se nutren de azúcar y sangre, por lo que es fundamental cuidar la dieta, reduciendo el consumo de azúcar.
  2. Por cierto, ya hemos dicho que a los hongos les gusta apalancarse en nuestras zonas más cálidas y húmedas. Pues ya sabes, no se lo pongas fácil a estos tercos parásitos. Sécate bien después del baño.
  3. En lo que a las formas de transmisión o contagio se refiere, si no tienes pareja estable hay que insistir en el efecto preventivo del condón.
  4. Y no dejes de hacerte una revisión ginecológica y una citología al año. Más vale prevenir que rascar. ¿A que sí?

El diagnóstico

El diagnóstico se confirma mediante la citología. Hay veces que todavía no han aparecido los síntomas, pero ya se detecta en una citología rutinaria. En ambos casos es necesario aplicar un tratamiento que interrumpa el proceso infeccioso.

El tratamiento

Pero si los picores y escozores ya están aquí, entonces hay que pedir ayuda. El tratamiento consiste en unos óvulos que se introducen en la vagina. Si se aplica en su fase más temprana, un sólo óvulo vaginal puede ser suficiente para cortar el proceso. Si el proceso está ya avanzado y tienes los bajos fondos que parece una selva atiborrada de esta cariñosa fauna, quiere eso decir que has esperado demasiado y tienes que ponerte media docena de óvulos. Uno cada noche. Cuando haya terminado la próxima regla, has de ponerte un último óvulo, que reforzará la acción de los anteriores. A todo ello se añade una crema que contribuye a aliviar el picor.

Si tienes pareja estable, tenéis que trataros amb@s, puesto que de lo contrario, volverá a transmitirse y a repetirse todo el ciclo. Durante el tratamiento no es necesaria la abstinencia sexual. Basta con hacerlo con condón.

En la Clínica Askabide realizamos todo tipo de pruebas para determinar o descartar este tipo de enfermedad de transmisión sexual.

Si crees tener la candidiasis puedes ponerte en contacto cono nosotros acudir a la Clínica Askabide para que un especialista pueda ayudarte.

información sobre la candidiasis
Clínica Askabide
España
Candidiasis en hombres, Candidiasis masculina
© 2014 ASKABIDE.COM - Todos los derechos reservados | Desarrollo, diseño y SEO por: