Más información sobre el plasma rico en plaquetas

Plasma rico en Plaquetas / Factores de crecimiento

Con el tiempo la piel y todos los tejidos del cuerpo sufren modificaciones que conllevan al envejecimiento natural. Con la aplicación de nuestros propios factores de crecimiento presentes en nuestras plaquetas, podemos reducir y atenuar estos cambios.

Utilizando las proteínas presentes en el plasma del propio paciente podemos lograr regenerar los tejidos; pudiendo ser aplicado en la cara, cuello, escote, manos, piel cabelluda, etc. Pueden utilizarse también como lipoinjerto (relleno). En definitiva un novedoso sistema que nos ofrece muchos beneficios estéticos utilizando nuestros propios recursos.

Introducción del Plasma rico en Plaquetas

La sangre está compuesta por elementos celulares: los glóbulos rojos, leucocitos y las plaquetas; y por otro lado el plasma, básicamente, formado por agua, proteínas, glucosa, factores de coagulación y dióxido de carbono. Cuando nos referimos a plasma rico en plaquetas nos estamos refiriendo a ese elemento celular de la sangre (las plaquetas), carente de núcleo y que está relacionado básicamente con la hemostasia y la formación de coágulo; pero además relacionado con otras funciones como: proceso de inflamación, angiogénesis, defensa antimicrobiana y también en la curación de heridas. Pero adentrándonos más en el tema, hay que mencionar que las plaquetas, albergan a múltiples proteínas, incluyendo a los factores de crecimiento, en otros compuestos bioactivos, comprometidos con la reparación de los tejidos.

Cuando hablamos de plasma rico en plaquetas, nos estamos refiriendo al plasma de la persona, el cual luego de la extracción de una poca cantidad de su sangre, ha sido centrifugado para aumentar la concentración de las plaquetas (en relación a la concentración normal presente en la sangre pura), las que finalmente serán activadas para liberar los factores de crecimiento.

Desde hace años que el plasma rico en plaquetas se ha utilizado en tratamientos traumatológicos, odontológicos (cirugía oral), dermatología y también en tratamientos de cirugía maxilo-facial, con excelentes resultados.

En los últimos años, se viene utilizando cada vez el plasma rico en plaquetas en el tratamiento de diversas lesiones relacionados con el deporte, bajo la premisa de que los factores de crecimiento autólogos y proteínas proporcionadas por las plaquetas podrían mejorar los procesos biológicos comprometidos con la reparación y regeneración de los tejidos.

Finalmente agregar, que desde hace muchos años se vienen realizando investigaciones; sin embargo cabe destacar las realizadas por Marx en 1998, al estudiar el efecto reparador de las plaquetas, identifica 3 factores de crecimiento: Factor de crecimiento derivado de las plaquetas (PDGF), Factor de crecimiento transformador beta 1 (TGFB1), Factor de crecimiento transformador beta 2 (TGFB2). Posteriormente, el mismo autor presentó 7 factores de crecimiento plaquetario.

El profesor Anitua (Vitoria, 1956), acuña el término de plasma rico en factores de crecimiento (PRGF); aquellos factores que van a desencadenar la cascada de efectos biológicos de proliferación y diferenciación celular, incluyendo a las células madre, provocar la migración celular (quimiotaxis) hacia los lugares donde sea necesario reparar o regenerar al tejido comprometido.

Plasma rico en plaquetas y su uso en medicina estética

Su uso en medicina estética está orientado sobre todo en el tratamiento de rejuvenecimiento de la piel y sobre todo en el área facial, escote y manos.

Estudios in vitro mostraron incremento en los niveles de procolágeno tipo I, así como también aumento de la expresión de colágeno de tipo I, proteína MMP-1, y ARNm en los fibroblastos dérmico humano.

Como parte de la medicina estética, el PRP, también contempla su uso en el tratamiento capilar, enfocado básicamente en la renovación, proliferación y diferenciación celular durante el ciclo de crecimiento del cabello, observándose además una reducción significativa en la pérdida de cabello desde la 1º a la 4º sesión de tratamiento.

Por lo tanto podemos aseverar que la aplicación del PRP para el control de la alopecia androgénica es un procedimiento simple, un tratamiento beneficioso en cuanto a costo efectividad y sobre todo seguro; constituyendo una herramienta valiosa en el tratamiento de la alopecia androgénica.

También utilizamos el PRP, para el tratamiento de las úlceras crónicas de diferente etiología, siendo preciso atacar simultáneamente las causas de fondo. Se ha observado con mucha expectación los resultados, tras varias sesiones de la aplicación de plasma tanto en la forma de “líquida” o en forma de “apósito” colocado sobre el lecho ulceroso.

¿En qué consiste éste procedimiento?

Como comentamos, obtenido el plasma de la sangre del propio paciente y activado éste para la obtención de los factores de crecimiento, mediante pequeñas inyecciones a nivel intradérmico con aguja muy delgada, se aplica en la cara, cuello, escote, manos y también en la piel cabelluda.

El objetivo es revitalizar los tejidos donde se aplican, al estimular la producción de colágeno, elastina y matriz epidérmica, lo cual se va a reflejar en una piel fresca, tersa y con mejor turgencia.

¿A qué edad se recomienda el uso de Plasma rico en plaquetas?

Se recomienda la aplicación del plasma rico en plaquetas a partir de los treinta años aproximadamente, edad en aparecen los primeros estigmas del daño producido por el sol y los signos de envejecimiento van siendo visibles. Como quiera que es nuestro propio tejido, se puede aplicar a cualquier edad, incluso en edad avanzada, siendo éste un procedimiento, seguro, eficaz y sin riesgo de rechazo.

¿Es muy costoso los tratamientos?

Si uno considera los resultados y seguridad y lo compara con el uso continuo de lociones y cremas, deducimos que el tiempo de duración del efecto producido por el plasma rico en plaquetas es de lejos más beneficioso.

¿Cuantas sesiones son necesarias?

El número de sesiones es variable y está en función de la edad y el grado de “envejecimiento” encontrado, de las características de la piel; pero se suele recomendar al menos 3-4 sesiones continuas, cada mes, y luego dependiendo como es la evolución en el tiempo se recomienda 1 sesión cada 6, 8 o 12 meses. En piel cabelluda hemos observado que se requieren más sesiones de “ataque”.

¿Cuando se ven los resultados?

A la luz de las evidencias, los resultados ya empiezan a notarse en las primeras semanas, pero los resultados más satisfactorios se van observando conforme se vaya estimulando a los tejidos dañados hasta lograr un óptimo y luego con el seguimiento o control con los tratamientos de mantenimiento.

Conclusión del Plasma rico en Plaquetas

Los tratamientos con plasma rico en plaquetas en medicina estética, tiene como objetivo principal el de mejorar la calidad de la piel, regenerando el tejido dañado, estimulando la formación de colágeno y elastina, logrando una piel fresca y luminosa; algunas líneas de expresión pueden disminuir aunque ello no es el efecto principal.

Es importante tener en cuenta que todos los preparados de plasma rico en plaquetas no son los mismos, según que tipo de proceso o tecnología se utilice para obtener los factores de crecimiento; es bien conocido que existen diferentes tipos de kits diseñados para concentrar las plaquetas, de allí que la eficacia puede variar ampliamente.

Si quieres acudir a una consulta con nuestro médico especialista en tratamientos faciales para informarte sobre el Plasma rico en plaquetas, puedes ponerte en contacto con nosotros o acercarte a la Clínica Askabide, para pedir cita y ayudarte lo antes posible. Llevamos más de 30 años ayudando a nuestros pacientes.

Más información sobre el plasma rico en plaquetas
Clínica Askabide
Guipúzcoa España
© 2014 ASKABIDE.COM - Todos los derechos reservados | Desarrollo, diseño y SEO por: