La píldora

La función primordial y básica de la píldora es que impide la ovulación, es decir, impide que madure el óvulo y transite por la trompa, pudiéndose encontrar con los espermatozoides. Al no haber ovulación, no existe posibilidad ninguna de embarazo. No obstante, la píldora actúa también a otros niveles:

  • 1) De una parte, alterando las condiciones del moco cervical (flujo), haciéndolo tan espeso que impide a los espermatozoides penetrar a través del cuello del útero.
  • 2) E incluso crea en las paredes del útero unas condiciones que impiden que un posible huevo fecundado pudiera implantarse y desarrollarse.

Su tasa de seguridad

El método más seguro y sencillo de que disponemos es la Vasectomía. Entre los métodos reversibles, la píldora es el más seguro. Puede decirse que su tasa de seguridad es prácticamente de 100%, siempre que se tome debidamente y no haya olvidos.

Otras ventajas

Además de su altísima tasa de seguridad, la píldora tiene también otras ventajas añadidas:

  • 1) Reduce el número de días de regla
  • 2) Reduce la cantidad de sangrado
  • 3) Reduce las molestias menstruales
  • 4) Regula el ciclo
  • 5) Y presenta no pocas ventajas para la salud femenina, especialmente en lo que se refiere a prevención del cáncer de útero y ovario.

Qué píldora tomar

Hoy en día existen diferentes tipos de píldoras. No se ha de tomar cualquier tipo de píldora, ni la misma que tome tu hermana o tu amiga. Es preciso estudiar cada caso, hacer un análisis de sangre y ver cuál es el tipo de píldora que mejor se adapta a las características de cada mujer. Toma pues las píldoras que se te receten.

Cuándo empezar a tomarla

La píldora no se empieza a tomar cualquier día. Tienes que esperar a que te baje la regla, de manera que tomas la primera píldora el primer día de regla.

Cómo continuar la toma

Cuando después de 21 días tomándola el envase esté ya vacío, no tomes ninguna píldora durante los siguientes 7 días. En el transcurso de estos 7 días sin tomar la píldora, te bajará la regla. Pasados estos 7 días, comienzas con un nuevo envase.

Ejemplo: si resulta que era un martes (por ejemplo) cuando empezaste el primer envase, habrás tomado 21 píldoras, habrás estado 7 días sin tomar, y ahora empiezas a tomar la siguiente tableta también en martes. Siempre será el mismo ciclo y siempre empezarás cada nueva tableta en martes, independientemente de cuándo te baje la regla. Recuérdalo: siempre en martes.

A veces puede ocurrir que aún no te ha terminado la regla cuando ya empiezas con otra nueva tableta. No importa. Tú el martes empiezas con la nueva tableta.

La hora de la toma

Siempre hay que tomar la píldora a la misma hora del día. Por lo general, las mujeres tienen más costumbre de tomarla al acostarse para así evitar olvidos. Muchas la tienen encima de la mesilla y la toman al ir a meterse en la cama.

Si se te olvida tomar una o más píldoras

Si te das cuenta (por ejemplo) a la mañana de que se te ha olvidado tomar la píldora de la noche anterior, tienes que tomarla inmediatamente. Y luego seguir normal con el resto de las píldoras que te queden. Si cuando te das cuenta del olvido de tomar la píldora olvidada aún no han pasado 12 horas, no hay riesgo de embarazo. Pero si ya han pasado más de 12 horas, entonces ya no estás protegida. En ese caso sigues tomando la píldora (para no descontrolar tu ciclo), pero las veces que tengas relaciones sexuales de coito hasta el fin de ese ciclo habréis de utilizar otro método anticonceptivo. Hay pues dos opciones: no incluir el coito en los juegos sexuales, o utilizar un preservativo. El siguiente ciclo ya estás protegida de nuevo.

Desde qué momento estás protegida

Desde el primer día en que empiezas a tomarla. Ya desde el primer ciclo. Por cierto, estás protegida tanto los 21 días que estás tomando la píldora, como los 7 días que no tomas.

Si tomas otra medicación

Si por alguna razón en un momento determinado tienes que tomar alguna medicación (por ejemplo un antibiótico), has de consultarlo al médico/a que te la receta y decirle que estás tomando la píldora, ya que hay algunos medicamentos que anulan el efecto de la píldora. De manera que en ese caso no estarías protegida. Siempre que tomes alguna otra medicación, consúltalo a quien te la recete.

Si tienes vómitos o diarreas

Si algo de esto te ocurre dentro de las 4 horas siguientes a la toma dela píldora, es posible que tu organismo no haya tenido tiempo necesario para absorberla suficientemente, con el consiguiente riesgo de embarazo. En este caso toma otra píldora de un envase de repuesto y continúas la toma normalmente. Si han pasado más de 4 horas desde la toma, la protección anticonceptiva no se verá afectada.

Dejar el tabaco

Ya es bien sabido que el tabaco perjudica muy mucho a la salud. Desde el momento en que empiezas a tomar la píldora te conviene dejar el tabaco. Tanto tus pulmones como tu salud general te lo agradecerán.

¿Conviene hacer descansos?

Puede que hayas oído que algunas mujeres hacen «descansos» de la píldora. Por ejemplo, un mes al año, pero no son necesarios en absoluto. Es más, tales descansos no sirven más que para embarazarse.

Si deseas más información, o si ya has decidido tomar la píldora, puedes acercarte a cualquiera de las clínicas ASKABIDE.

C/ Easo, 79-bajo, 2006 - Donostia (Gipuzkoa) | Teléfono 943 444 792
Colaboraciones: clínicas para abortar. aborto en espaƱa clínicas para abortar. aborto en mexico d.f.
© 2009 Askabide - Todos los derechos reservados
La reproducción total o parcial de los contenidos de este web sin previa autorización queda terminantemente prohibida.